17 de abril de 2010

Maceta pintada por Cristina Villanueva- Bueos Aires




Filigrana blanca : una niña o muñeca o pintura habla, no sé si consigo entenderla. Desde su maceta, en el blanco banco que juega a los vacíos con el aire, las hojas le salen como pensamientos, dice algo acerca de la vida y la belleza.Me gusta que esté en casa como una búsqueda quieta.Le saqué una foto por temor a que un día se rompa.No la podría recuperar, muerto el que la pintó y el que la ideó, ella y yo frágiles, todavía creamos climas.O es ella la que viene del mundo de los sueños y yo sólo me abrazo a la íntima calidez de su barro ¿Por qué ahora que estoy sola temo por esta.sobreviviente de una casa con niños y perros, le saco la foto, le escribo?.A lo mejor porque ahora, recién ahora, creo que debe ser verdad ese asunto de la muerte.Es que entre ladridos, gritos, llantos y risas, solamente se vive, no se piensa en la vida ni en la muerte...

Gracias, Cris.

3 comentarios:

Sonia Gluten Free dijo...

GGracias Silvia !
un beso
Sonia

Anónimo dijo...

He leido textos tuyos en este blog, y me gusta la brevedad y la poesia de tu prosa. Un saludo,


Marcela

Anónimo dijo...

Tu celebración casi panteísta ante la vida. Tu sorpresa diaria reflexiva y onírica es gozo, compromiso y preparación para la muerte
Cristina "Marlene"