22 de agosto de 2009

La Masacre de Trelew- La sangre derramada no será negociada


22 de Agosto 1972- 22 de Agosto 2009-
A 37 años de la masacre de Trelew, recuerdos de una militante


La Plata Agosto 1972.- Estaba en segundo o tercer año de la Facultad de Humanidades . Era militante.
Recuerdo aquel cielo gris de invierno, con nubes como presagios.
Desde el 15 de agosto estuvimos pendientes de lo que sucedía allá lejos. Allá en el sur más sur. Entre viento y páramos. En el Penal de Rawson. Los medíos anunciaban que 30 compañeros se habían fugado del penal. Que habían llegado, solo seis; sólo seis habían llegado al Aeropuerto Comandante Zar. Que habían tomado un jet de Austral, lo habían desviado hacia Chile, el de Chicho Allende Sólo seis. Mario Santucho, Marquitos Osatisnky, Fernando Vaca Narvaja, Roberto Quieto, Enrique Gorriarán Merlo y Domingo Menna pudieron huir rápidamente en un automóvil Ford Falcon que los esperaba. De allí a la libertad. a continuar la lucha. Un segundo grupo de 19 evadidos logró arribar por sus propios medios en tres taxis al aeropuerto, pero llegaron tarde, justo en el momento en que el avión levantaba vuelo.
La Plata- En cada facultad se respiraba un aire tenso, ansioso, esperanzado, aún. En el Comedor Universitario arengas de compañeros, permanecer en vigilia hasta tener noticias, Repartieron la carta de un preso de la Cárcel de Rawson:
Querida mamá, no elegí el camino de la violencia por la violencia, sino que era el único camino que nos quedaba…no puedo quedarme cruzado de brazos cuando se que la mortalidad infantil ha aumentado más que en ningún otro país en el mundo. Ya es de cien mil en Salta y setenta mil en la Rioja, nuestra obligación es estar junto a ellos, junto al pueblo, porque somos parte del pueblo….recuerdo que la había escrito alguien que no llegaba a los 20 años. Esos aires corrían y nos envolvían a cada uno.
Rawson. Los compañeros que quedaron en tierra se refugiaron en el aeropuerto, pidieron que estuviesen presentes periodistas, un juez y abogados. La conferencia es televisada, los portavoces fueron Mariano Pujadas, Bonet y M. Angélica Berger, solicitan públicas garantías para sus vidas. Una patrulla militar bajo las órdenes del capitán de corbeta Luís Emilio Sosa, segundo jefe de la Base Aeronaval Almirante Zar, condujo a los prisioneros recapturados a la cárcel de Rawson. Al arribar los compañeros , el juez Alejandro Godoy, el director del diario Jornada, el subdirector del diario El Chubut, el director de LU17 Héctor Castro y el abogado Mario Abel Amaya, quienes acompañaban como garantes a los detenidos, no pudieron ingresar con ellos y fueron obligados a retirarse-
22 de agosto- anoche a las tres de la madrugada oímos estampidos que venían de la base, se corre la voz que han matado a los muchachos que estaban presos- comenta una vecina.
No se había equivocado .03:30 horas del 22 de agosto, en la Base Naval Almirante Zar, los 19 detenidos fueron sorpresivamente despertados y sacados de sus celdas. Según testimonios de los tres únicos reclusos sobrevivientes, mientras estaban formados y obligados a mirar hacia el piso fueron ametrallados indefensos por una patrulla a cargo del capitán de corbeta Luís Emilio Sosa y del teniente Roberto Bravo, falleciendo la mayoría en el acto, y algunos heridos fueron rematados en el piso. La versión oficial del suceso indicaba que se había producido un nuevo intento de fuga, con 16 muertos y tres heridos entre los prisioneros, pero sin bajas en las filas de la Marina.
La Plata- Buenos Aires. Un viaje silencioso, pleno de conjoga. Con el intimo deseo que un Tiresias nos dijese algo del futuro que vendría. Viajamos de La Plata a Capital donde los cuerpos de Maria Angelica Sabelli, Eduardo Capello y Ana Maria Villareal de
Santucho fueron velados en la sede del Partido Justicialista de la Capital Federal, en avenida La Plata.Durante la noche y la mañana siguiente miles de personas desfilaron por el local, vimos gente de todas las edades y condiciones sociales.
Por la tarde del día 23 las fuerzas policiales entraron a la sede
Justicialista rompiendo las macizas puertas con las tanquetas, hombres armados, perros irrumpieron en la capilla ardiente. De pronto los gases nos ahogaban. A nadie le importo el humo agrio, los féretros fueron levantados por militantes que tosían y lloraban.Al llegar a la puerta la policía arrancó las banderas y las flores fueron pisoteadas. Los cuerpos de los compañeros fueron llevados a la Chacarita, con un cortejo de carros hidrantes y patrulleros.
Recuerdo que el primer féretro en unirse a la tierra fue el de María Angélica Sabelli, cuando ya nos vestia el crepúsculo del 24. Una mano anónima, querida, había dejado una cinta morada en la se leía: Muerta por la Patria.
Mar del Plata. Hoy a 37 años de .la Masacre de Trelew aún me estremezco por la suerte corrida por los compañeritos.
Como escribió Paco Urondo digo : de una punta a otra la verdad, voy a levantar vuestros nombres, como si fuera una antorcha, mi mis dedos en V.

Caídos en Trelew. Presentes!


* Alejandro Ulla (PRT-ERP)
* Alfredo Khon (FAR)
* Ana María Villarreal de Santucho (PRT-ERP)
* Carlos Alberto del Rey (PRT-ERP)
* Carlos Astudillo (FAR)
* Clarisa Lea Place (PRT-ERP)
* Eduardo Capello (PRT-ERP)
* Humberto Suárez (PRT-ERP)
* Humberto Toschi (PRT-ERP)
* José Ricardo Mena (PRT-ERP)
* María Angélica Sabelli (Montoneros)
* Mariano Pujadas (Montoneros)
* Mario Emilio Delfino (PRT-ERP)
* Miguel Ángel Polti (PRT-ERP)
* Pedro Bonet (PRT-ERP)
* Susana Lesgart (Montoneros)

4 comentarios:

Hilda dijo...

Con los pelos erizados leo tu mensaje. Y todavía hoy siguen cayendo en turno la hermana Honduras. Pero llegará el día ".....en que abriran la blancas alamedas...
Un abrazo intenso para consolarnos mutuamente.
Hilda

Marta R. Zabaleta dijo...

Claro que nunca mientras estemos vivas olvidaremos aquello.
Porque la vida no es juego.
A nosotras/os nos tocó nomás que facilitartles un poco las cosas en Chile a los sobrevivientes.
Pero, amiga, esas vidas de otros/as que hacen historia son una misma,
por eso no se puede olvidar, claro, y vos lo debes saber bien.
Por eso, te abrazo

Marta R.Zabaleta
Londres

Anónimo dijo...

Gracias por mantener viva la Memoria, aunque duela, es nuestra lucha,para eso estamos aquí,
Un abrazo


Alicia

Avesdelcielo dijo...

Qué bueno Silvia que hagas memoria por los que no están y a quienes les fue arrebatada la vida con traición y saña. Con este suceso se creyó que con la desaparición del adversario, se daría fin. Y fue el comienzo, el hito iniicial del horrrendo camino del genocidio.
Un abrazo.
MARITA RAGOZZA