23 de mayo de 2010

De Mar y Madres último libro de Silvia Loustau recomendado en Libreria Fray Mocho- Mar del Plata





Al fin ha nacido: De Mar y Madres

El escritor Jorge Semprun dice que antes de la guerra y el campo de concentración tenía poco que contar y que después de ello demasiado.
Cuando una sociedad vive una dictadura queda dañada. Para siempre. Uno lleva las pérdidas, el temor. El no haber podido llorar porque había que seguir adelante.
Cuando se ha vivido situaciones de temor y silencio, uno vivía con precisión. No dar un paso en falso, se jugaba la propia vida, la de los compañeros. La percepción se veía forzada y cada día lo vivíamos con la intensidad del último. Eso no llevo a que los lazos creados fueron inalterables; por eso a pesar de los años aun buscamos; tenemos falsa visiones: ver a alguien y pensar: si, si, es José, es el color de su pelo….para luego pararse y darse cuenta que han pasado 30 años.
Toda la sociedad está dañada. Uno tiene heridas que creía cerradas, pero no. Y creo que en el acto de escribir los daños juegan un papel importante.
Alguien me pregunto, en esto días, si había escrito De Mar y Madres como una misión; en lo personal desconfió de las misiones .Me gusta más la palabra compromiso. Pero escribí porque crecía en mí la necesidad. Escribí por el amor, por la Memoria, a partir de imágenes, palabras que volvían y volvían, como los perfumes a tilos y magnolias de La Plata, esa ciudad donde todas las Utopías eran posibles.
Escribí porque recordaba y hay momentos que el recuerdo es algo torturante. También me preguntaron porqué esperé tanto; muy simple, estaba tan lastimada que ni siquiera podía contar. Trabaje con y a partir de la palabra, de los sueños: mi terapeuta me tomó la mano, me sostuvo mientras avanzaba. Me trasmitió la fe la magia liberadora de palabra dicha, escrita, me acompañó por los caminos del pasado. Es difícil metaforizar las ausencias. Algo más de dos años nadé en ese océano para arribar a las playas de; De Mar y Madres.
Hoy hay ausencias-presentes, de alguna manera están con nosotros. Susurran:
vamos compañera; vamos , amor, seguí , seguí con la tea de la memoria encendida. Seguí sembrando sus semillas, que nadie olvide que luchamos por una patria justa-libre- soberana. Para que alguna vez se hagan realidad los sueños que juntos tejimos tantos días.
Se que:
Errando por el silencio/ nuestros ojos/
Se alzarán desnudos
Creándonos un rostro
.
A todos los que me han acompañado, a quienes siempre me acompañan: gracias por sostenerme en los sueños

Silvia Loustau
14-5-2010

A José, a todas mis amigas y amigos, mis compañeros que se hacen presencia a partir de la palabra.
A quienes me acompañaron en el acto de dar a luz- en el sentido más literal de la palabra a este libro que nació del amor y el dolor: como los niños.
A Marucha Rave, Madre de Línea Fundadora con quien nos une una historia que nació allá en la ciudad de La Plata , cuando la liberación parecía estar al alcance de nuestras manos.



Gracias a todos los amigos de Fray Mocho,que siempre están, alientan,tienen justo ese libro que buscaba . Y los cafés que nos acompañan , en la soledad, o la charla con amigos.

Silvia

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicitaciones Silvia, cariños

Susana

Anónimo dijo...

Felicitaciones Silvia!
Trabajadora incansable de las letras; constructora de sentidos que demandan Justicia y Libertad; y memoria y nunca más. Qué orgullo! Trataré de conseguirlo en Bs As
Luis Herrero

Cómodoro Rivadavia

Poesia y periodismo/Poésie et Journalisme dijo...

Querida Silvia,
No sólo los poemas de este libro son de terrible belleza, de una belleza terrible.
También tus palabras iniciales, que muestran el hueso del alma de una sociedad -¿sociedad?- atravesada en el núcleo de la vida.
Es un libro de lectura indispensable.
Con mi corazón, con los 30000 corazones,
Cristina Castello
Poeta, escritora y periodista argentina en Francia

Marta Raquel Zabaleta dijo...

Gracias por tu mensaje, Silvia.

Que bueno.Te felicito!

Y te envito a visitar mis espacios virtuales

www.martazabaleta,com

http://martazabaleta.blogspot.com/2010/05/argentina-mar-del-plata-de-mar-y-madres.html

http://boards3.melodysoft.com/Shaharazad/poesia-de-mar-y-madres-mar-del-plata-4953.html?nombre=Silvia+Loustau&link=http%3A%2F%2Fwww.martazabaleta.blogspot.com

Abrazos
Marta Zabaleta
Poeta, escritora y economista Londres

Mónica dijo...

¡Felicitaciones! Como siempre es tu caso, più avanti!
Un abrazo,
Mónica

Anónimo dijo...

FELICIDADES POR EL NUEVO RETOÑO, un beso,
Laura Chiesa

Anónimo dijo...

Te quedan muchos libros por escribir, Silvia, este es sólo el más reciente.Todos esperamos mucho de ti.
Un abrazo de

Hilda Velez

Anónimo dijo...

Qué emoción ver tu nuevo libro en Fray Mocho, donde seguramente se escribieron más de una línea que soñaban con llegar a ser impresas. Un abrazo, desde Castelli. Cecilia

Nerina Thomas dijo...

Felicitaciones!!será un gusto contar con él-
un abrazo

Anónimo dijo...

Felicitaciones ¡!!

Un abrazo

Miguel Longari

Anónimo dijo...

¡¡Felicitaciones y que sigan los éxitos!!! querida amiga, un beso enorme

Graciela Pucci

Anónimo dijo...

Felicidades Silvia, te envío un fuerte abrazo


salvador moreno valencia

España

mario capasso dijo...

los mejores deseos para el camino que ya recorre tu nuevo libro, Silvia,

Aníbal Jorge Sciorra (anisci) dijo...

Felicitaciones Silvia por tu libro "De Mar y Madres"... es una verdadera alegría saber que una de las más importantes librerías de Mar del Plata recomienden tu obra tan necesaria por estos días.
Un Gran Abrazo,
Aníbal.

Anónimo dijo...

Enhorabuena otra vez Silvia. ¿cómo no me voy a alegrar de todo ese inmenso esfuerzo tuyo? Leo tu blog con atención. Es un gran éxito, tanto íntimo como público. No escribo mucho porque tampoco entro mucho en mis correos por los problemas que he tenido con el spam. Incluso he pedido a algunas personas volver al correo postal cuando he visto alguna anomalía en la comunicación.

Un fuerte abrazo

Verónica Pedemonte

España

Laura Capella dijo...

Querida Silvia, felicitaciones por esas letras producto del dolor y de algo tan devaluado y tan nuestro, el COMPROMISO. Con la vida, con el futuro, con la dignidad. Un abrazo fraterno,
Laura