27 de junio de 2010

La Balada de Haroldo por Cristina Villanueva- Buenos Aires


Sueño de un día de mayo


A Haroldo Conti

Haroldo sueña que es un árbol que sueña que es un hombre que quiere soñar que no sucede esto. Entonces pájaro, un ave en su verde jaula de fronda. Jaula no, no ésta donde ya es anciano del dolor. Quiere la dulce luz del verano que recubra como un velo los huesos rotos.”Si no volviese yo, la primavera siempre volverá”,busca florecer .En la memoria ya ha florecido en hojas de libros, de álamos, en caminos de ríos y palabras, camino hijo, su pajarito árbol. Haroldo se piensa hacia atrás, antes de lo que nunca debería haber pasado, cuando era un fresco cuerpo con vida que respiraba la tierra enviándole señales. Busca un
bosque húmedo, los otros árboles – cuerpos soñando un mundo verde .El olor de los hombres, de la tierra ,el olor de lo unido, para espantar este olor, este asco de verde uniforme-golpe, este olor de futuro muerto.!Y todo por soñar!.Mientras el sueño gira, Ernesto, su hijo, sueña un padre vivo, no esa foto en el pecho de la madre, para crecer amparado por su sombra, un padre árbol para columpiarse con él en los ríos del aire, para encenderse por dentro y descansar los ojos de lo que vio ese día. Nosotros lo soñamos más viejo, desafiante del tiempo detenido, soñamos que leemos su nuevo libro en un país que todavía existe.

3 comentarios:

Estrella del mar dijo...

lAS ISLAS MALVINAS EN EL CIELO.

ES MI FOTO

Nerina Thomas dijo...

Brllante!!

Anónimo dijo...

GRacas Cristina Villanueva,. siempre dsifruto tu escritura.
Recibe mi abrazo,

Catalina Valle