26 de agosto de 2008

Paul Verlaine. Los poetas malditos (I)



Paul Verlaine nació en Metz, Francia en 1844.Perteneció a una familia pequeño burguesa.Realiza sus estudios en París donde frecuentó los cafés y salones literarios. 1866, colabora con el Primer parnaso contemporáneo publicando los Poemas saturnianos.1870. Contrae enlace con Matilde Mauté, a quien le dedicó La buena canción.1871. La vida de Verlaine da un vuelco total, al conocer a Arthur Rimbaud. Abandona a su mujer y huye con su joven amante a Londres y Bélgica. Durante estos viajes escribe gran parte de la colección Romanzas sin palabras .1873. En una fuerte disputa con Rimbaud lo hiere de un tiro y es condenado a dos años de prisión. Durante su estancia en la cárcel elabora un libro que nunca será editado Carcelariamente.Se convierte al catolicismo, Recopila Sabidurías, que junto con Antaño y Hogaño y Paralelamente forman una gran antología.

1883. Publica en la revista Lutece la primera serie de los poetas malditos (Mallarmé, Corbiere, Rimbaud). Junto con Mallarmé es tratado como maestro y precursor de los poetas simbolistas y decadentistas. 1894. Es elegido Principe de los poetas y se le otorga una pensión, pues estaba sumido en la miseria.1896.Prematuramente envejecido muere en París. S.L



Canción de otoño

Los sollozos más hondos

del violín del otoño

son igual

que una herida en el alma

de congojas extrañas

sin final.

Tembloroso recuerdo

esta huida del tiempo

que se fue.

Evocando el pasado

y los día s lejanos

lloraré.

Este viento se lleva

el ayer de tiniebla

que pasó,

una mala borrasca

que levanta hojarasca

como yo.

El hogar y la lámpara de resplandor pequeño

El hogar y la lámpara de resplandor pequeño;

la frente entre las manos en busca del ensueño;

y los ojos perdidos en los ojos amados;

la hora del té humeante y los libros cerrados;

el dulzor de sentir fenecer la velada,

la adorable fatiga y la espera adorada

de la sombra nupcial y el ensueño amoroso.

¡Oh! ¿Todo esto, mi ensueño lo ha perseguido ansioso,

sin descanso, a través de mil demoras vanas,

impaciente de meses, furioso de semanas!

Green

Te ofrezco entre racimos, verdes gajos y rosas,

mi corazón ingenuo que tu bondad se humilla;

no quieran destrozarlo tus manos cariñosas,

tus ojos regocije mi dádiva sencilla.

En el jardín umbroso mi cuerpo fatigado

las auras matinales cubrieron de rocío ;

como en la paz de un sueño se deslice a tu lado

el fugitivo instante que reposar ansío.

Cuando en mis sienes calme la divina tormenta,

reclinaré, jugando con tus bucles espesos,

sobre tu núbil seno mi frente somnolienta,

sonora con el ritmo de tus últimos besos.


2 comentarios:

Avesdelcielo dijo...

¡Ay, bueno , aquí estoy con mis hermanos del alma, los oscuros poetas malditos.¡Bienvenidos!
MARITA RAGOZZA

cesar vill dijo...

Poeta genial Paul Verlaine, su sensibilidad choca contra el mundo. Trastabilla en las fronteras del degarramiento...

Saludos desde Perú

cesarvill
http://jardindeparpados.blogspot.com