2 de diciembre de 2008

Poemas de Cecilia Glanzmann - Juglares del silencio


Nació en Bell Ville, Córdoba, en 1944. Actualmente reside en Trelew, Chubut, desde fines de 1972.Ha sido Presidente de SADE Chubut, Delegada del Fondo Nacional de las Artes y entre otras actividades, Directora de Cultura de Trelew. Es profesora en Letrasfundadora del Taller del Escritor y co-fundadora del Grupo Literario Encuentro (fue su Presidente por dieciséis años.. Es Miembro de Honor de la Fundación Argentina para la Poesía, y en este año 2008 le fue otorgada la distinción “Puma de Plata”.

Entre sus obras publicadas, las individuales: Ecos mi voz, Territorios del ser y del instante (Auspicio Fondo Nacional e las Artes y Faja de Honor de la A.D.E.A.), Y aún el bosque mágico, , Amor de Remolacha ,Hilanderos de la luz, Ritual de las cigarras, Liberándonos , Juglares del silencio-Patagonia Argentina (trilingüe en español, galés e inglés). Su obra se encuentra en numerosas antologías . Ha recibido importantes distinciones y es conferencista en Congresos nacionales e internacionales. En el 2008, el Puma de Plata de la Fundación Argentina para la Poesía, y el libro trilingüe Juglares del silencio, publicado por Editorial Vinciguerra, en la Categoría Literatura General, el PREMIO ACCÉSIT, en el 20º. Concurso. “Los Libros Mejor Impresos y Editados en la Argentina” durante 2007, otorgado por la Cámara Argentina de Publicaciones.

A ANTONIO MACHADO

Ah, Machado,

el recordado Antonio Machado castellano,

tuviste tus encinas y tus chopos

tu frescor del Duero

y las colinas de embrujo castellano

como yo

mis estrellas mesetarias.

Ni castellano tú

ni patagónica yo

y tan hijo de Castilla has sido y eres

como yo lo soy de mi sur costero americano.

Pero, ¿sabes?

el viejo río conoce de secretos

y me ha dicho

que es un espejo de lunas el arraigo.

Tus chopos y encinares

se me han vuelto mis mesetas cotidianas,

tus colinas... mis bardas

tu Duero... mi Chubut amado

y el Tercero* de mi Córdoba añorada,

y el aroma puro de las soledades castellanas

este mismo de mi pampa y mi meseta.

Es un espejo de lunas el arraigo.

* río Tercero, hoy “Talamochita”, que cruza la ciudad de Bell Ville (Córdoba)


DESAMPARO II

El frío me desapacigua las manos

la carne

el embrión del ser.

Huelo el lamido del viento

sobre las espaldas del mar sobrecogido

sobre las espaldas ateridas de la gente

no hay para ella gas ni luz

los leños escasos están muy húmedos

las chapas se descobijan

para encender el fuego

en la ciudad que avanza...

El desamparo del hombre

me desapacigua las palabras

y una ironía acre

dibuja insistente

la compasión deshabitada

en este siglo veintiuno.

La compasión respira

sin embargo

en el abedul pródigo del amor

y calienta las manos de la gente.

Imagenes:Maggie de Koenigsberg

4 comentarios:

Avesdelcielo dijo...

" La compasión deshabitada " . . .una frase bella y real. No había leído nada de esta autora.¡Sos mi maestra, Silvia !
MARITA RAGOZZA

Anónimo dijo...

Bellísima poesía, plena de imágenes que atraen al lector. Un saludo de


Susana G

Anónimo dijo...

El mar es el gran y bello protagonista de estta poesía. Un saludo de


Javier

Julio Díaz-Escamilla dijo...

Mientras haya poetas -poetas como tù- el mundo tendrà una esperanza: "El desamparo del hombre

me desapacigua las palabras

y una ironía acre

dibuja insistente

la compasión deshabitada

en este siglo veintiuno." Gracias por tu lìrica y sensibilidad.