6 de enero de 2009

Cartas...cartas...cartas..


De Julio Cortazar a Alejandra Pizarmik
Una de las tantas cartas que Julio Cortazar le escribió a Alejandra Pizarnik, a quién había conocido en Paris mientras ella estuvo allí, a quien protegió e introdujo en el mundo literario parisino. La voz de Julio se deja oir. Silvia Loustau
A Alejandra Pizarnik

París, 5 de mayo de 1970

Mi querida Alejandra, gracias por la foto de Duchase, por todo lo que me decís y por los silencios que sé escuchar entre palabra y palabra.(...)
Vi a Octavio en Londres, hablamos de vos, de Duchamp, del arte tántrico, de lo que pasa en México y que es horrible. Vivo meses alienados, pero lo acepto para ayudar – quizá – a que un día haya menos alienación en el mundo. Si puedo escribiré algo este verano en Saignon. Sigo buscando un centro, una cifra – como vos, como los que padecemos la estrella oscura que late en la poesía y en la sangre - . Gracias por quererme tanto, yo seré siempre,


Julio

Estoy en un pueblecito de las colinas, sentado en el café de la plaza. Traje mi correo para leerlo al sol y encuentro tu pequeño sobre rojo. Sí, Alejandra, claro que te pienso con amor, no necesitás pedírmelo, vos estás siempre y sos la luna fiel que ninguna tecnología envilecerá.
Octavio me habló de vos en Londres, con el afecto de siempre, pienso que te gustará saberlo.
Un beso de

Julio

¿Olés el tomillo de mis valles?

3 comentarios:

Marta R. Zabaleta dijo...

MARAVILLOSAS
Marta, y no sabía que él también buscaba la estrella...

Avesdelcielo dijo...

" NinguNA tecnología envilecerá . . ." ¡qué frase.
Yo también huelo el tomillo.
MARITA RAGOZZA

Anónimo dijo...

Felicitacione, todo el material de tu blog es excelente, pero me deleito ante estos últimos textos de la Gran Alejandra. Un abrazo de


Ani