12 de junio de 2011

Poemas de Silvia Loustau


XV

érase una vez

cuando

dios

se paseaba

por los campos del abandono.

estaba ciego.

no veía

la grisura

de paraísos perdidos.

los pies verdes gigantes .

no olía la hiel

almendras amargas.

dios

soplaba

un aire apocalíptico .

colgaba

trenzas negras

en el cuello

de quienes

sin permiso

abrieron

la puerta

de su reino

( de: De Mar y Madres )

La muerte del Chacal por Silvia Loustau

No perdono a la muerte distraída. *

Su mueca indecisa.

Arrebujada, la imagino en un goteante tren sin ruido. Quizá empujada por el viento. En gárgolas humeantes.

Un andrajo de insomnios y alaridos.

Un lago oscuro de suicidas.

Muerte bendecida por la cruz de lucifer.

Ella y el Chacal compartían su caldo de miserias.

Los vieron fornicar entre arenas, rondas de dagas y desolladas rocas.

¿Oyen el llanto de la piedad? ¿Oyen los conjuros de rondas y palomas?

¿Oyen los corazones temblorosos de los compañeritos?

¿Aún ríe el traficante de destinos?

No habrá círculo en el infierno para el Amante de la Muerte.

No habrá coros.

Ni alcobas de infancia.

Ni canción de mujer.

Estaremos la gente de mi raza. Exorcizando las máquinas de fuego.

Los compañeritos con sus desnudos ojos, miran al Chacal ahogándose en el limo de su historia.

Con una corona de fuego salvaje danzará la Memoria.

Treintamil rondas/ treintamil pétalos/ treintamil cantos/ treintamil huellas se abrirán en el aire y caerán treintamil gotas conjugando al Chacal y su aliento de tortura.

· verso de Miguel Hernadez

( de: work in progress)

VII

enlucido beso hambriento

multiplicó de limo espejado

ausentes días

tropezamos desobedientes

niños casi

perdidos

en la noche del lobezno

cinco oscuros dedos de gigante

( de; work in progress)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

como siempre, silvia, cada palabra de tus versos contagia esta angustia inevitable, expresada con dolorosa profundidad y delicadeza. susana zazzetti.

Anónimo dijo...

Si, un dolor que escrbís con maestría.
Te abrazo,

Javier

jon gallego osorio dijo...

para ellas... todos los homenajes...son pocos.

Penélope dijo...

Caminando tus caminos leyendo tus letras siguiendo las huellas de tu ejemplo
Penélope