30 de septiembre de 2008

Poemas en Ladino de Margalit Matitiahu



Tel Aviv (Israel), 1935. Licenciada en Literatura Hebrea, Filosofía. Escribe poesía en judeo-español (sefardí o ladino) y en hebreo. Traductora, programas de radio, ensayista, colaboradora literaria. Secretaria General de Federación Israeliana de Escritores. Fue Presidenta de AIELC durante seis años. Una plaza en Puente Castro, León, de donde es originaria su familia, lleva su nombre. co−directora de la revista Entrelíneas. Sobre su poesía: investigación de la Prof. A.M. Riaño (Univ. de Granada), entre otros. Poemarios publicados: "Kurtijo kemado" (bilin. 1987), "Alegrika" (bilin. 1992), "Matriz de luz" (1997), "Vela de la luz" (1997), "Kamino de tormento" (plaq. 2000), "Bozes en la Shara" (2001), "Vagabondo eternel" (2001), "Despertar el selencio" (bilin. ladino-hebreo, 2004); "Aromas y memorias" (CD; poemas recitados y cantados). Premios a poemarios: Ateneo de Jaén (1996), Fernando Jeno (1994). Premio de creacion del Primer Ministro (1999). En Diciembre 2003 se inauguró en Puente Castro, León, una placa al nombre de Margalit Matitiahu.Es productora de dos documentales realizados con su hijo, el cineasta Jack Matitiahu. Andrés Aldao


LAS PALABRAS

Las palabras

devienen madeshas

las vo despiegando

las vo rodeando

hasta que piedren su senso

locas de no ser.

Yo las amaso de muevo

y les do vivenza,

nacen a ser mi pan,

nacen a ser mi vino,

no se arugan

en el tiempo

de la zona eternel.


LA MEMORIA

Una mano de hesito espando a la memoria

atando en ella siete caballos feridos

saltando entre luz y tiniebla,

El tiempo

es una eluenga cortada,

enfrente de mi

se debate y desparece.

La memoria se espande,

deviene velas palpando,

yo me encolgo en ellas

entregandome a la direccion

del corriente foturo.

Supito

las linias del aver se vaciaron del oxigeno.

Mi puerpo viene acudir,

va teshendo una resha

por mantener a la memoria

en el momento de la caida.


10 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bello, Margalit.
La memoria, el tiempo, la palabra.
Dicen que se lamentaban: Hemos perdido a Sefard, hemos perdido a Sión, no queda consolación. La expulsión en España y el exterminio de los naturales del continente americano fueron estrategias de los Católicos Reyes, pero ni en un caso, ni en el otro se han podido borrar la memoria y la palabra.
Gracias por darle una vida tan bella al ladino.

Anónimo dijo...

Hermosos poemas en esta lengua con la que se han escrrito grandes páginas de la historia. Un saludo de


Javier

Anónimo dijo...

Las palabras devienen madejas y las medjas devienen en bellas tramas. Un saludo de Susana

Anónimo dijo...

Silvia: un bello material al cual no había accedido. Gracias por acercarlo, Laura Beatriz Chiesa.

Anónimo dijo...

La dulzura del ladino es el marco perfecto para esta poesía. Un saludo de


Helena

Anónimo dijo...

MARGALIT, LEER SU POESÍA ES ENTRAR EN UN MUNDO ENCANTADO. UN SALUDO DE



ROBERTO

Mónica dijo...

Conocí el ladino gracias a un viejo, bellísimo disco ("elepé") grabado por la venezolana Soledad Bravo: "Cantos sefardíes". Desde entonces le guardo un lugar en mi corazón.
Gracias por mantenerlo tan vivo, tan sensible.
Gracias a Silvia por publicar estos poemas.Gracias, Margalith, por escribirlos.
Mónica

Anónimo dijo...

La dulzura del ladino y su historia siempre me han atarido. Sumado a sus profundos poemas es toda una fiesta. Un saludo de


Helena

Anónimo dijo...

Sus palabras tejen madejas en ese idioma que es dulce y encierra tanta historia. Un saludo de



Mónica S.

M. Angeles dijo...

Paseando hoy por la orilla del rio Torio, en León, he llegado a una plaza de cesped, donde vi una placa dedicada a la poetisa Margalit Matitiahu, como no sabia quién era me he metido en internet y he descubierto a Margalit y a Sivia, gracias por vuestro saber y sensibilidad con la palabra.
M. Angeles.