4 de noviembre de 2009

El crepúsculo o la última batalla de una diosa por Cristina Villanueva




El espacio se cruza de agua y de sonidos, y el sabor de lo perdido que vuelve.
La lluvia abrillanta el olor de las flores. Hay un sueño a punto de aparecer y un antiguo color.
El fuego irradia hasta invitar a lo íntimo.
Besos errantes, paseo por el tiempo y una casa en el mar con chimenea.
El fuego inventa imágenes. Sol que se retira, pero antes de hacerlo, despliega una revolución roja en el cielo. La violencia de la belleza.
El crepúsculo es la última batalla ardiente... La firma de un dios que no se rinde en la hoja celeste o será diosa con sus colores cambiantes. Una diosa todavía inocente con los bolsillos que se abren y desparraman sus hogueras brillantes. Una diosa sí, dios es perfecto y se murió por nosotros me dijeron, pero una diosa vive y saltan sus chispas vitales a chorros imperfectos.

Cristina Villanueva- Buenos Aires
Cris,gracias!

4 comentarios:

Marta R. Zabaleta dijo...

Bello
Marta

Anónimo dijo...

Me alegra encontrar este texto tuyo aquí, te he leido en otro sitio, y siempre me gusto tu manera de hacer poseia casi narrativa.Un saludo de,


Alicia

Anónimo dijo...

Buenos textos poéticos, me alegro encontrarte en este blog, que tiene buena fama literaria.Un saludo de

Sebastían

Anónimo dijo...

Cristina, me alegra leerte en el Blog de Silvia, y compartir este cumpleaños con tus palabras tan bellas. Un abrazo,


Susana Gentile