4 de noviembre de 2009

Paco Urondo, poeta y compañero ¡Presente!


Paco Urondo, poeta y compañero¡ Presente!

Admiro en Paco (1930-1976 cae en combate- desaparecido) su afirmación por la vida como un valor esencial, su compromiso político, la fuerza de seguir escribiendo aún en medio del peligro. La suya es una poesía del “ querer vivir”, donde nada se encuentra desligado y todo es objeto de indagación.

Muchas gracias

Sirve y me inclino
ante tu palabra, luz de mi pensamiento. Abrirán
las puertas, dejarán entender: los artistas, los
intelectuales, siempre
han sacudido el polvo de la realidad; descubrieron
caminos, emancipaciones
que no siempre lograron recorrer: era
prematuro en algunos casos, en otros fue distinto
– convengamos–, otras palabras son, bajar
la corredera de la mira, buscar con el guión
y dar justamente sobre algo que puede
moverse; un bulto,
un meneo a menos de cien metros
de tu corazón vulnerable, también enemigo.

La suerte ha dejado aquí de andar
fallando: se encendió la luz y pudo verse el caos, las
flagrancias: esa mano
allí, esta codicia; el miedo y otras mezquindades se pusieron
en evidencia y el amor
no aparecía por ninguna parte. Recompuestos
de la sorpresa, rendidos ante los hechos, nadie
pudo negar que en este país, en este
continente, nos estamos todos muriendo de vergüenza.

Aquí estoy perdiendo amigos, buscando
viejos compañeros de armas, ganándome tardíamente
la vida, queriendo respirar
trozos de esperanzas, bocanadas de aliento; salir
volando para no hacer agua, para
ver toda la tierra y caer en sus brazos.

(de:Poemas Póstumos)
Amarla es difícil

Es buena, cuando duerme;
el calor de su cuerpo es un puñal de vidrio
que remonta los sueños.

Cuando calla, es buena
y su voz una premonición olvidada y peligrosa
que arruina el silencio.

Cuando grita o llora
o se lamenta o se divierte o se cansa,
nada puede contener
este dolor alegre que envenena
mis sueños y mi soledad.
Por eso es difícil pensar
en ella, en su cara bondadosa;
abandonarse; por eso
es una cobardía retenerla
y dejarla ir, una pavorosa crueldad.
A veces, cuando lo pienso,
no sé qué hacer con ella,
con este destino luminoso

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias, es tan estremecedor leer a Paco, compañero-poeta. Un abrazo,


Sebastián

Anónimo dijo...

¿ No tendremos una fiesta en el blog con todos textos del gran Paco?



Pedro F.

agua en el reloj de arena dijo...

vivan por siempre los poetas de corazon veliente, de vida peligrosa, de amor a la vida , al arte y a la muerte. este año en mi ciudad(rosario) el festival anual internacional que tenemos de poesia le brindo un calido homenaje lo que me sirvio para aprendar muchas cosas sobre este gran hombre, compañero y poeta. mi blog es http://fedeputa.blogspot.com/ os invito.Todavia no lo visito nadie